Hoja Parroquial Número -1521

SEMANA SANTA

Evangelio Pasión según San Lucas

… Mientras cenaban, Jesús tomó en sus manos pan, y habiendo dado gracias a Dios lo partió y se lo dio a ellos, diciendo: “Tomad esto es mi cuerpo”. Luego tomó en sus manos una copa, y habiendo dado gracias a Dios se la pasó a ellos, y todos bebieron … Todos los discípulos abandonaron a Jesús y huyeron. Condujeron entonces a Jesús ante el sumo sacerdote, y se juntaron todos los jefes de los sacerdotes, los ancianos y los maestros de la ley … Todos estuvieron de acuerdo en que era culpable y debía morir … Condujeron a Jesús atado y lo entregaron a Pilato. Pilato le preguntó: “¿Eres tú el Rey de los judíos?” “Tú lo dices”, contestó Jesús … Pilatos les preguntó: “¿Y qué queréis que haga con el llamáis el Rey de los judíos?” “Crucifícalo” … Llevaron a Jesús a un sitio llamado Gólgota. Entonces lo crucificaron … Al llegar el mediodía, toda aquella tierra quedó en oscuridad hasta las tres de la tarde. A sea misma hora, Jesús gritó con fuerza: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” … Jesús dio un fuerte grito y murió. Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. El centurión, que estaba frente a Jesús, al ver que había muerto, dijo: “¡Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios!”

En esta narración de la pasión el acento está puesto en la contradicción que supone la escandalosa condena de un inocente. Seguir a Jesús en el camino de la cruz significa para nosotros el reconocimiento de nuestras propias contradicciones y solo de ahí puede brotar el arrepentimiento: contemplar al Crucificado es el verdadero camino para empezar a vivir de su Vida.

Año de la Misericordia con-Pasión

 

Toda la gran familia eclesial nos disponemos a celebrar nuestra gran fiesta, la Semana Santa. Y dentro de ella, lo más importante: el Triduo Pascual, en el que se actualiza el misterio de la muerte y resurrección de Jesús y su proyección sobre nosotros y nuestro mundo. Esta celebración anual viene marcada en el 2016 por el colorido de la misericordia. Sobre esta actitud nos dice nuestro buen Papa Francisco:

  • El Padre, «rico de misericordia» (Ef 2,4), ya reveló su nombre a Moisés como «Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira, y pródigo en amor y fidelidad » (Ex 34,6). Contemplar el misterio de la misericordia es fuente de alegría, de serenidad y de paz.

Con frecuencia las personas vivimos de espaldas a Dios y al hermano. Ahora bien, ante la gravedad del pecado, Dios responde con la plenitud del perdón. El no se cansa nunca de perdonar; somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. Su misericordia expresa cuánto nos quiere y su gran bondad con nosotros.

  • Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios. Lo que movía a Jesús en todas las circunstancias no era sino la misericordia; eso le llevaba a responder a las necesidades de las personas con acciones concretas que cambiaban sus vidas.

Estamos invitados a vivir el lema del año: “Misericordiosos como el Padre”. Experimentar la misericordia de Dios con nosotros nos ha de llevar a hacer lo mismo con los demás. Si perdonamos alcanzaremos la serenidad del corazón. Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices.

Caminando juntos …

 

La Iglesia está llamada a hacer visible la compasión y la misericordia. Esto se realiza de dos formas: ofreciendo perdón y teniendo una actitud preferencial hacia los más pobres. Como el samaritano de la parábola, la Iglesia ha de ser sensible a la situación de los más desfavorecidos, acercarse a ellos y responder con acciones curativas. En ese sentido Francisco habla de una Iglesia que ha de curar heridas. A eso nos ayuda tener en cuenta las obras de misericordia: dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, acoger al forastero, asistir los enfermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos. A estas obras de misericordia tradicionales podríamos añadir otras: dar trabajo a los parados, cuidar la tierra, nuestra casa común, ser justos, ejercer la denuncia de las injusticias, pagar nuestros impuestos…

La actitud misericordiosa que adoptó Jesús le va a llevar a la muerte. Sus enemigos religiosos lo persiguen porque no entendían que presentara a un Dios misericordioso, que ama y perdona siempre y a todos. Para ellos Dios es el que premia a los buenos, pero castiga a los malos. También rechazaban a ese Dios de Jesús que prefiere a los pobres, enfermos, pecadores. Podemos, pues, afirmar que por ser fiel al Dios de la misericordia encontró la muerte. Pero el Padre lo resucitó, con lo cual le está dando la razón.

La Semana Santa nos introduce en una dinámica de muerte-vida. Viviendo la misericordia con los demás estamos muriendo a nosotros mismos, a nuestro orgullo, a nuestros deseos de venganza y rencor, y provocando así que el que ha actuado mal se sienta aceptado, valorado y se abran ante él posibilidades de mejora.

La vivencia del perdón abre las puertas a unas relaciones diferentes, que harán posible la Pascua, el paso a una vida más humana, más evangélica, más fraterna. Y la preocupación por los pobres desembocará en mejorar sus condiciones vitales con lo que estaremos avanzando en ese deseo de conseguir vida digna para todos.

Ojalá viviendo todos con-pasión podamos lograr estas metas.

VIDA de nuestra comunidad

 

DOMINGO DE RAMOS

Acompañamos a Jesús en su entrada a Jerusalén; le reciben con palmas y cánticos de alabanza, los mismos que luego pedirán su muerte. Aplaudir y condenar según convenga.

  • 11:30 h. Bendición de Ramos en la explanada del Convento de S. Diego y procesión hasta la Parroquia para celebrar la Eucaristía.

MARTES SANTO

  • 13:00 Preparación de las imágenes para las procesiones de Semana Santa. Se pide la colaboración de todo aquel que pueda y quiera.

JUEVES SANTO: Los amó hasta el extremo

  • 20:00 h. Celebración de la Ultima Cena del Señor. Seguidamente Procesión del Santo Encuentro.
  • A las 00:00 h. Hora Santa.

VIERNES SANTO: Adoración de la cruz.

Hoy se presenta la cruz para ser adorada y deseada. Vamos a mirar al que atravesaron, al que atravesamos. toda injusticia, aliviar el sufrimiento, bajar de la cruz a los que siguen en ella.

  • 8:30 Oración de Laudes ante el Santísimo
  • 3:00 ViaCrucis con la imagen del Cristo del Perdón, desde S.Onofre.
  • 20:00 Celebración de la Muerte de Nuestro Señor Jesucristo y procesión del Santo Entierro.
  • 00:00 Procesión de la Soledad.

SÁBADO SANTO: Luz que viene a iluminar nuestras tinieblas.

Si creemos y vivimos la Pascua de Jesucristo, lucharemos contra todo lo que signifique esclavitud y muerte. Donde hay resurrección, hay libertad y vida.

  • 21:00 VIGILIA PASCUAL DOMINGO DE RESURRECCIÓN
  • 12:00 Misa de Resurrección y Procesión del Resucitado. No habrá misa por la tarde.

CELEBRACIONES

 

† El día 16 de marzo despedíamos a nuestra hermana Antonia Casquete Uceda, de 88 años. ¡Que esté ya gozando del Dios de la Vida!

† Martes 22, en la parroquia, misa de año por Juana Galván Mejía

† Miércoles 23, en S. Onofre, misa de mes por Santa Uceda Suárez

† Viernes 1, en S. Onofre, misa de mes por José Rodríguez Gómez