Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles

Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles

Pocos documentos tenemos respecto a su construcción. Los autores de la Memoria de las obras de Restauración y Ampliación de la Iglesia consideran que la construcción de esta Parroquia ha de coincidir con los finales de la Reconquista y el Descubrimiento de América, cuando Fuentes de León vio crecer rápidamente su población cristiana y por tanto fue necesaria la construcción de una nueva iglesia.

La iglesia se construyó gracias a la ayuda de los vecinos, fue construida sobre el cementerio que estaba adosado a una primitiva y pequeña iglesia (S.VII), cuyos restos han aparecido en la antigua sacristía.

La estructura encaja en los tipos de iglesias levantadas en la zona de influencia sevillana, a partir de los comienzos del S.XIV, pero nada podemos saber del aspecto interior que presentaba en sus orígenes ya que ha sido objeto de múltiples reformas: sustituida la cubierta de madera por la bóveda de cañón actual, la adicción de las capillas laterales y la supresión de la solería original, han determinado una fisonomía y un concepto espacial que nada tienen que ver con los primitivos.

Fachada Principal

La fachada principal está formada por un arco apuntado con arquivoltas decoradas con motivos geométricos sobre baquetones cilíndricos y enmarcada en alfiz. Pertenece a la época de los Reyes Católicos tal y como demuestran las bolas Isabelinas que decoran las arquivoltas. La última arquivolta da lugar a un arco conopial rematado en una cruz de Santiago. Sobre esta portada se encuentra un óculo abocinado que da luz al coro.

Portadas Laterales

Las portadas laterales se inspiran en modelos renacentistas. La fachada este, es de corte clasicista, presentando un sencillo vano de arco de medio punto flanqueado por columnas adosadas y rematado por un frontón triangular partido en cuyo centro emerge una bola sobre la que se asienta una cruz, ambas de granito.La fachada oeste, está formada por un arco de medio punto de sillería

La torre

La torre pertenece al S. XVII. Tiene planta cuadrada y en ella se suceden tres cuerpos en altura. Su material es la mampostería con sillares de piedra en las esquinas, decorada con airosos pináculos y recercada de vanos en sus cuatro frentes y en cada cuerpo.Toda la torre está coronada por un juego de prisma muy estilizada y bola.su estructura es de una sola nave con bóveda de cañón con lunetos y planta basilical; mientras que la Capilla Mayor es de planta poligonal y bóveda de crucería de comienzos del S. XIV.
El material utilizado es la mampostería enlucida y encalada, con sillares de granito en las esquinas.

Capillas Cuadradas

Alrededor de la nave se encuentran seis capillas cuadradas abiertas por arcos de medio punto.
El arco toral que separa la Capilla Mayor del resto del cuerpo de la nave está decorado con una serie de pinturas al óleo, con marcos curvados, tallados y dorados, que representan monjes Franciscanos y provienen del convento de San Diego.

Todo el cuerpo del arco está recorrido por una serie de pinturas murales que representan motivos vegetales y greca románica, culminando en la clave del arco con el escudo de la Orden de Santiago.

 El coro

A los pies del Templo se encuentra el coro sobre arco escarzano con balaustrada que da a la nave. El órgano pertenece al S. XVII y es obra de Gonzalo de Sousa, fue trasladado del convento de San Diego. Con las reformas del S. XIX se instauró en este coro la nueva sillería en noble madera de nogal.

Bajo el Coro: Pila Bautismal

Debajo del coro se sitúa una capilla que alberga la pila bautismal.

Su material es el granito, aunque en tiempos fue calafeteada.

Rejas e Imagen de San Blas

En el interior se alberga la imagen de San Blas.

Las bellas rejas sustituyen a las antiguas verjas de madera.

 

 

Virgen de los Dolores y Jesús Nazareno

Las capillas del lado de la epístola albergan las imágenes de la Virgen de los Dolores y Jesús Nazareno, cubiertas con cúpulas de media naranja.

Estos retablos fueron realizados por unos portugueses en 1.870.

En la capilla de la Virgen de los Dolores alberga un retablo románico procedente de la parroquia de Cañaveral de León y enriquecido con un cuadro de Ánimas realizado por el señor

Capilla del Sagrado Corazón

La capilla del Sagrado Corazón se encuentra en el lado del evangelio, de planta cuadrada con muros policromados y cerrada con artesonado de madera policromada; de estilo neomudejar.

El retablo fue tallado, dorado en oro fino y policromado por Enrique Gómez del Castillo.

En esta capilla hay un vano cerrado con una magnífica vidriera proveniente de la unión de artistas de Irún.

 

 

Capilla de la Virgen del Rosario

La capilla de la Virgen del Rosario, situada en el lado del evangelio, tiene las mismas características que la capilla anterior, pero la cúpula es de media naranja y sin linterna.

 

 

 

 

 

Retablo de San José y Retablo de San Antonio

A los pies del templo se encuentran dos retablos barrocos de madera tallada y dorada, provenientes del convento.

El retablo de San José, en cuyo banco se sitúa el Sagrario.

En el cuerpo central aparece la imagen de San José con el Niño. Todo el conjunto se remata con un cuerpo donde se encuentra la imagen de San Nicolás.

Figuran una serie de molduras decoradas con una gran profusión de motivos vegetales.

El retablo de San Antonio, cuya imagen se encuentra en una hornacina acristalada en el cuerpo central y una pintura barroca en la hornacina del cuerpo superior.

Retablo Mayor

Destaca el Retablo mayor, obra de finales del S. XVII y de fábrica barroca que sustituyó el antiguo retablo.

Este retablo consta de banco, dos cuerpos y cinco calles separadas por columnas.
En el centro se encuentra el Sagrario y una hornacina central que alberga la imagen de la Patrona Nuestra Señora de los Ángeles.

A ambos lados de la misma hay otras dos hornacinas que acogen las figuras de San Diego y San Francisco.

En el segundo cuerpo se encuentra el Calvario y las figuras en madera policromada de San Pedro y San Pablo

Mobiliario Litúrgico

El mobiliario litúrgico es de época contemporánea, aunque cuenta con varios cálices barrocos.Destaca una lámpara de plata proveniente de Méjico en 1.635 y donada por Juan de Ontiveros, fue realizada en plata repujada y decorada con exquisitos gallones y herrajes.